Blogia
cerampiura

La cerámica Nazca

La cerámica Nasca se destacó en la tecnología cerámica logrando resultados extraordinarios en el aspecto decorativo de las piezas, variedad amplia en la gama de colores, la textura y brillo de la superficie.

Los estudios realizados de la cerámica Nasca han definido cinco momentos importantes de la cultura Nasca. En ambos extremos de la secuencia cerámica existen nexos estilísticos con la cultura Paracas y sus dos períodos, que hemos descrito, y la cultura posterior Wari. En términos de "encadenamiento" podemos entender mejor el desarrollo de los estilos cerámicos en la región.

Existe consenso en las particularidades de cada una de las fases; aunque existen seis secuencias con denominaciones diferentes, una de ellas con nueve fases resultado de un minucioso trabajo en las colecciones. La decoración y los motivos iconográficos, en primera instancia, y luego las formas, han sido base de la secuencia cerámica Nasca.

Una primera fase, que es el nexo con la cerámica de la cultura Paracas y otras sociedades, es la Proto-Nasca. Es una fase de transición en la que con la técnica decorativa de las piezas Paracas Cavernas (básicamente incisiones lineales y su policromía) pero con un detalle de Paracas Necrópolis (la pintura precocción) y un nuevo repertorio iconográfico, donde desaparece el felino, se crea un nuevo estilo cerámico en un fenómeno cultural diferente.

Las representaciones son sobretodo animales y vegetales con formas naturalistas sin mayor estilización ó adiciones de otros elementos; se representan las primeras cabezas trofeo. La variación de las formas cerámicas es mínima respecto a las piezas Paracas: la botella globular con dos picos pequeños y asa puente y el plato serán aún populares y sólo cambiaran en algunos detalles a través de los períodos; y se añadirán al repertorio algunas formas nuevas, piezas abiertas: aparte de los platos con paredes rectas, se populariza la taza, el cuenco y el vaso de paredes altas (fig ). Las formas varían de perfiles globulares a perfiles angulares en el cuerpo.

La fase Nasca Temprano (100-200 d.C.) muestra claramente un nuevo estilo, con rezagos de Paracas, con motivos simples, naturales, convencionales asociados a otros más complejos que combinan elementos humanos y animales: es el inicio de las representaciones llamadas fantásticas de Nasca a partir de la combinación de seres vivientes y más tarde elementos geométricos (fig ). Es el período denominado Monumental (refiriéndose a la decoración) de J.H. Rowe.

Escrito por :Alexis Guevara León

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres